De Caitlin Johnstone: la diferencia entre los regimenes totalitarios y las democracias.


9 min read
21 Jun
21Jun

Anoche soñe que Caitlin me llevaba en su coche por un barrio de comic en Nueva York asi que decidi traducir algo suyo.


En los regímenes totalitarios tienen masacres y guerras. En las democracias libres tienen intervenciones humanitarias. 


En los regímenes totalitarios utilizan la tortura. En las democracias libres utilizan técnicas mejoradas de interrogatorio. 


En los regímenes totalitarios, financian a grupos terroristas para crear inestabilidad. En las democracias libres, financian a grupos terroristas para crear estabilidad. 


En los regímenes totalitarios, los dictadores malvados bombardean a su propia gente. En las democracias libres lo hacemos por ellos. 


En los regímenes totalitarios, un solo partido defiende y hace cumplir el statu quo. En las democracias libres, dos partidos defienden y hacen cumplir el status quo. 


En los regímenes totalitarios, el gobierno controla la prensa y determina a qué información se le permite tener acceso al público. En las democracias libres son los multimillonarios quienes hacen esto. 


En los regímenes totalitarios, llevan a cabo represiones brutalmente violentas contra los manifestantes para sofocar la disidencia. En las democracias libres también hacen esto, pero luego se arrodillan mientras visten kente. 


En los regímenes totalitarios, sabes exactamente quién te gobierna. En las democracias libres, los verdaderos gobernantes se esconden detrás de gobiernos títeres falsos.

En los regímenes totalitarios, todas las elecciones que se celebran están manipuladas, y los gobernantes autoritarios seleccionan a los contrincantes. En las democracias libres, los gobernantes manipulan las elecciones y eligen personalmente a los candidatos, y lo hacen también en otros países. 


En los regímenes totalitarios encarcelan a los periodistas por revelar verdades inconvenientes sobre los poderosos. En las democracias libres encarcelan a los periodistas por revelar verdades incómodas sobre los poderosos, y todos los demás periodistas se lanzan a las redes sociales para decir que se lo merece. 


En los regímenes totalitarios no dejan hablar a los disidentes políticos. En las democracias libres, simplemente rechazan a los disidentes cualquier plataforma influyente y utilizan algoritmos para evitar que las ideas revolucionarias sean escuchadas por un número significativo de personas. 


En regímenes totalitarios rodean el planeta con bases militares, libran guerras interminables que matan a millones y trabajan para destruir cualquier nación que desobedezca a su gobierno. Vaya, lo siento, eso es en realidad democracias libres. 


En los regímenes totalitarios, el discurso político está fuertemente regulado por el gobierno. En las democracias libres, el discurso político está fuertemente regulado por el gobierno a través de Silicon Valley. 


En los regímenes totalitarios, la ciudadanía se mantiene empobrecida mientras los gobernantes viven generosamente con más de lo que jamás podrían gastar. En las democracias libres, la ciudadanía se mantiene empobrecida mientras los gobernantes viven generosamente con más de lo que jamás podrían gastar. 


En los regímenes totalitarios hay escasez. En las democracias libres hay una carencia artificial. 


En los regímenes totalitarios, la agencia de espionaje del gobierno les dice a los medios de comunicación qué historias publicar, y los medios de comunicación las publican sin cuestionarlas. En las democracias libres, la agencia de espionaje del gobierno dice: "¡Amigo, tengo una primicia para ti!" y los medios de comunicación lo publican sin cuestionarlo. 


En los regímenes totalitarios, bandas de matones armados patrullan las calles para imponer la obediencia a la autoridad. En las democracias libres, bandas de matones armados patrullan las calles para imponer la obediencia a la autoridad y Hollywood hace películas sobre lo heroicos que son.


En los regímenes totalitarios, a los estudiantes se les enseña a adorar sin pensar la imagen del malvado dictador. En las democracias libres se enseña a los estudiantes a adorar la bandera sin pensar. 


En los regímenes totalitarios, a los estudiantes se les enseña a no cuestionar nunca la autoridad. En las democracias libres se enseña a los estudiantes a no cuestionar nunca a los reporteros. 


En los regímenes totalitarios cometen actos malvados que las democracias libres nunca podrían salirse con la suya. En las democracias libres tienen regímenes totalitarios que cometen esas malas acciones por ellos. 


En los regímenes totalitarios, la gente se mantiene demasiado brutalizada y acobardada como para levantarse contra sus gobernantes. En las democracias libres, se mantiene a la gente demasiado propagada y se les lava el cerebro para levantarse contra sus gobernantes. 


En los regímenes totalitarios, los poderosos determinan lo que sucede independientemente del deseo del pueblo. En las democracias libres, los poderosos determinan lo que la gente desea que suceda. 


En los regímenes totalitarios, todo el mundo es esclavo de los poderosos. En las democracias libres, todos son esclavos ™ de los poderosos ™. 


En los regímenes totalitarios estás obligado a obedecer. En las democracias libres, estás entrenado para pensar que tu obediencia fue idea tuya. 


En los regímenes totalitarios no eres libre y lo sabes. En las democracias libres no eres libre y no lo sabes.


Comments
* The email will not be published on the website.