Dios castiga sin palo ni piedra


2 min read
17 Jul
17Jul

El memorial de Fentanyl-George en Toledo, Ohio ha sido destruido por un rayo. La muerte por dobredosis que desencadeno el "movimiento" Black Lives Matter, el timo de la estampita en movilizacion social es un producto de la ex-terrorista Susan Rosenberg, los "lideres " negros son solo una pantalla cara a la galeria, que como los Antifa, son financiados por Soros que esta como se dice en argot bursatil "Shorting on America" , o sea especulando sobre su caida como ha hecho con las divisas de muchos otros paises.

Basta ver su subproducto, la Barbie Soros a.k.a. Greta Thumberg cuyo unico merito es pasear su cara de tener un supositorio de hielo metido en el culo, pontificando sobre el calentamiento global en las puertas de una mini-glaciacion como la que se vivio en el siglo XVIII.

Pensar que a esta "posturitas" le dieron el premio de Persona del Año  de The Times, qutandoselo a la cientifica Morgan Vague, que invento una bacteria que desintegra los plasticos en enzimas inofensivas es el exponente de la estupidez de los media, o se su capacidad de venderse al mejor postor.


Volviendo a las cernas das reboiras de este articulo, hoy en dia un hombre inocente, Derek Chauvin, se enfrenta a 22 años de prision por un crimen que no cometio, ya que sus jurados, entre ellos un infiltrado de BLM, que mintio sobre su relacion con el grupo, fueron presionados, ya que todas sus informaciones personales fuero hechas publicas y votaron el veredicto bajo amenazas. 

Para rematar el holograma chocho de la Casa Blanca dio por bueno el resultado del juicio, mala conciencia por sus inicios politicos e la mano de los "Dixiecrats" democratas segregacionistas que le iniciaron en su carrera.

Tebdra que surgir un Bob Dylan que componga un tema como Hurricane, denunciando en racismo sistemico antiblanco que esta impregnando la sociedad americana desde la educacion a la economia.

Por el Hype cualquiera pensaria que miles de negros son ejecutados por la policia cada año en EE.UU, pero las cifras reales de crimen negro sobre blanco pintan una realidad muy distinta.


Comments
* The email will not be published on the website.