Irak-war.ru: la respuesta no se ha hecho esperar


3 min read
29 Jun
29Jun


Cientos de tropas estadounidenses han permanecido en Siria mucho después de la derrota territorial de Daesh, afirmando oficialmente que apoyan a las milicias kurdas que luchan contra elementos dispersos de Daesh. Sin embargo, en 2019, el entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, admitió que las fuerzas estadounidenses estaban en Siria "solo por petróleo", que se ha visto siendo enviado en convoyes de camiones nocturnos.
El día después de que los ataques aéreos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos tenían como objetivo a un grupo de milicias en ambos lados de la frontera entre Irak y Siria, se informó de un ataque con cohetes contra una base estadounidense en el este de Siria. 


Según informes locales, la base atacada se encuentra junto al campo petrolero al-Omar en la gobernación de Deir-ez-Zor, el campo petrolero más grande de Siria, y al menos ocho cohetes cayeron sobre la base. Se desconoce la identidad de la fuerza atacante.

 El coronel estadounidense Wayne Marotto, portavoz de la Operación Resolución Inherente, la misión dirigida por Estados Unidos contra Daesh, dijo el lunes que no se han reportado heridos o daños a la base por el ataque. Agregó que las tropas estadounidenses en la base "actuaron en autodefensa y realizaron fuego de artillería de contrabatería en las posiciones de lanzamiento de cohetes".

Los videos y las fotos que circulan en las redes sociales pretenden haber capturado el bombardeo desde lejos.

Aproximadamente 900 tropas estadounidenses han permanecido en el este de Siria después de la derrota de Daesh en apoyo de las milicias kurdas, que ha negado al gobierno sirio de Bashar al-Assad la capacidad de ejercer control sobre una parte considerable del territorio sirio, en el que casi todos los se ubican los yacimientos de petróleo del país. 


El incidente se produce justo un día después de que tres ataques aéreos estadounidenses sacudieran la región: dos en Irak y uno en Siria, presuntamente dirigidos a "instalaciones utilizadas por grupos milicianos respaldados por Irán", las milicias chiítas Kata'ib Hezbollah y Kata'ib Sayyid al-Shuhada.

 Al menos cuatro personas murieron. Los ataques, autorizados por el presidente estadounidense Joe Biden, son los segundos desde que asumió el cargo en enero. Otro ataque en la misma zona fue autorizado en febrero después de que una base iraquí en Erbil que alberga a tropas estadounidenses fuera atacada Ambos conjuntos de ataques han sido contra milicias que forman parte de las Hashd ash-Shabi (Fuerzas de Movilización Popular), el cuerpo paramilitar iraquí establecido en 2014 para luchar contra Daesh.

Fuente Sputnik News


Sin olvidar que Occidente esta financiando y armando a Al_Quaeda en Siria

La apuesta del dinar que me birlo la pestañi a favor de la resistencia sigue en pie

28May
Comments
* The email will not be published on the website.